Ocho de oros

 

derecha
Aprendizaje, habilidad artesana, facilidad para aprender, franqueza, modestia, trabajo manual, esfuerzos personales, justa repartición de bienes, herencia, bella situación, maestría, aprendizaje, doncella, candor, ingenuidad, minerales

 

En una tirada de tarot esta carta nos habla de justicia y equilibrio, si la pregunta es sobre amor, en una relación de pareja, anuncia  esfuerzos para un equilibrio de entendimiento, en el hogar significa que estamos en un período que existen desacuerdos, inestabilidad y un ambiente hostil y se requiere restablecer el equilibrio y la armonía perdida. Esta carta nos muestra resultados de esfuerzos en los que hemos estado sumergidos y ahora queremos beneficios, estamos en un punto donde los intentos por conseguirlo a llegado a su fin, y esta carta simboliza el dinero o recompensa del esfuerzo, no significa premio o regalo, sino mas bien lo justo. En el trabajo representa rigurosidad y posibilidades de emprender actividades de forma laboriosa evolucionando mediante la determinación de hacer las cosas bien con disciplina, con empeño y dedicación, un trabajo sin horarios, pero sabiendo que tiene un fin donde el éxito profesional se produce. El Ocho de Oros esta muy enfocado al aprendizaje, a la habilidad, a la facilidad para adquirir conocimientos para desarrollarnos como personas y para obtener nuestras gratificaciones, también puede mostrar una herencia, con un reparto equitativo.  En  la salud un buen equilibrio mental y emocional.

 

 

invertida
Falta de ambición, vanidad, desilusión, hipocresía, intriga. La prosperidad será de corta duración. Usura, interés exagerado por el dinero. Vanidad, engaño.

Esta carta al revés en una tirada de tarot, al ser Oros nos habla  de generar  riqueza, pero para otros con la explotación o sin ella, indica que hay perdidas en la economía, mucho trabajo sin reconocimiento, una situación de inestabilidad económica, En el amor hay avaricia, celos, engaños, intrigas, falta de ambición y desilusiones.  En lo laboral se pasa por una mala situación hay desganas, mucho aprendizaje con poco entendimiento y poca atención. Y herencias o bienes a repartir con perdidas. Pobreza de salud, psíquica  y físicamente, con nerviosismo y pesimismo.